Recuerdo qué dijo pero no quién lo dijo

Tomaso, P. 2016. Imagen recuperada de www.unsplash.com

Tomaso, P. 2016. Imagen recuperada de www.unsplash.com

Aunque parezca mentira, muchas veces acordarse de quién dijo aquellas ideas que te inspiraron  para desarrollar tu trabajo es casi igual de importante que acordarse de la idea en sí. Citar las ideas de los demás es muy importante para apoyar tu trabajo o enmarcarlo en los actuales marcos teóricos. Sin embargo después de un tiempo leyendo y leyendo es fácil acordarse de las ideas en sí, pero no tanto del autor y el año de publicación.

Buscar en las carpetas donde guardas tus artículos no ayuda, tu bibliografía esta desperdigada en un sin fin de carpetas de diferentes trabajos o clientes, e incluso entre tu ordenador y tu disco duro externo. Pierdes cantidad de tiempo y a veces ¡Ni encuentras lo que buscas!

Tus citas y tu bibliografía dan fuerza y credibilidad a tu trabajo ¡No desistas en citar correctamente, con Mendeley es solo cuestión de un click!

Mendeley es un gestor bibliográfico, te ayuda a encontrar tu bibliografía, ordenarla, citarla, así como a insertar y formatear tu lista de referencias. Desde que empecé en investigación, he utilizado diferentes gestores (refworks y endnote).

Mendeley es muy intuitivo y además gratuito! Os cuento cinco cosas que Mendeley puede hacer por vosotros:

Uno. Un simple click en “Save to Mendeley” desde tu navegador web (una vez estás en la página de la revista o directamente desde Google Académico) descarga el artículo y lo almacena en tu nube de Mendeley.  Solo tienes que descargar el plugin de Mendeley para tu navegador web y comenzar a almacenar tus artículos en la nube (mas información aquí).

0

Ventaja: Olvídate de tener tu información en diferentes carpetas o en tu disco duro externo. Con esta opción acumularás todo lo que leas en un solo lugar, y ¡No ocupa espacio en tu ordenador! Además, guarda los metadatos del artículo lo que te permite citarlo fácilmente (ver siguiente punto).

Dos. Citar se convierte en un placer. Mientras escribes tu documento puedes buscar la referencia entre todos tus artículos en Mendeley sin salir de Word (mas información aquí).

uno

Ventaja: Si eres constante y citas de esta manera, cuando hayas acabado de escribir tu documento, podrás crear tu lista de referencias; solo será cuestión de un click. Después de 4 años utilizándolo aun “me da gustito” cuando hago click en insert bibliography.  

Tres. Olvídate de cargar con discos duros donde almacenas tu bibliografía. Puedes acceder a toda ella con Mendeley desktop sin necesidad de tener acceso a internet.

Ventaja: también tienes la opción de subrayar y dejar anotaciones sobre el documento y así tenerlas a mano allá donde estés.

dos

Cuatro. ¿Estás trabajando en equipo? Mendeley también es una red social para estar en contacto y compartir bibliografía con personas que comparten tus intereses. Puedes crear un grupo público o privado desde Mendeley desktop.

Ventaja: todo el grupo tendrá acceso directo a la bibliografía que escojas. Para ti será fácil (no tienes que esperar a que se carguen los PDFs a la plataforma que acostumbres a usar). También para ellos/as será más fácil porque tendrán las referencias y sus metadatos en su bibliografía Mendeley.

Cinco. El último punto es un uso que me parece especialmente útil en el proceso de escribir. Mendeley desktop tiene el típico buscador por palabras clave. Puedes escribir lo que buscas y ver los resultados. Mendeley desktop busca las palabras que escojas dentro del texto del artículo.

Un ejemplo: había leído algo sobre “community-based management” en “portugal”. Si utilizo estas palabras en el buscador de Finder no obtendría ningún resultado porque grabo mis artículos con el nombre del autor y el año. En Mendeley lo encuentro fácilmente en cuestión de un par de minutos sin tener que recorrer una multitud de carpetas y abrir y cerrar PDFs.

Espero que os sean útiles estas “tips” y que os animéis a utilizar Mendeley. Es muy intuitivo pero si tenéis cualquier duda os invito a que me escribáis.

¡Que disfrutéis citando!

 

 

Nota sobre la autora: Marta Nieto Romero es investigadora en la Universidad de Aveiro, Portugal.